UN DOCUMENTO TRANSCENDENTAL PARA ADAMUZ Y EL CAMINO REAL DE LA PLATA.

El año 1394 trae dos hechos que fueron esenciales para el devenir de Adamuz. El  6 de mayo el papa Clemente VII, a petición del rey Enrique III y la reina Doña Catalina, autoriza la fundación del Convento de San Francisco del Monte. Unos meses antes, el día 17 de enero, Enrique III dicta un albalá en la que da el visto bueno a una idea del Concejo de Córdoba que significará la consolidación como vía más importante del sur de España al Camino Real de la Plata y que dio lugar a que también fuera conocido como Camino de las Ventas.

Esta publicación recoge dos documentos: El albalá de Enrique III que se conserva en el archivo del Ayuntamiento de Córdoba, ilegible para los profanos en el sistema de escritura de la época, y su transcripción realizada por Mercedes Gaibrois Riaño (escritora, erudita e historiadora colombiana nacionalizada española. Especializada en el estudio de personajes de los siglos XIII y XIV).

ALBALÁ DE ENRIQUE III

Adamuz, Camino Real de la Plata, Turismo, Andalucía
Albalá de Enrique III
Adamuz - Camino Real de la Plata, Andalucía, Turismo, Enrique III
Albalá de Enrique III (2)

TRANSCRIPCIÓN MANUSCRITA POR MERCEDES GAIBROIS.

Adamuz, Camino Real de la Plata, Andalucía, Turismo, Enrique III
Transcripción manual de el albalá realizado por Mercedes Gaibrois (1)
Adamuz, Camino Real de la Plata, Turismo, Andalucía, Enrique III
Transcripción del albalá realizado por Mercedes Gaibrois (2)

A continuación transcribo el texto realizado por Mercedes Gaibrois. Como no soy experto en el tipo de escritura de la época hay dos o tres palabras que se me escapan. He intentado primero hacer una transcripción exacta y con posterioridad una reproducción interpretando algunas de las contracciones que se hacían al escribir y actualizando palabras para hacerlo más entendible.

TRANSCRIPCIÓN DEL TEXTO DE MERCEDES GAIBROIS

«Yo el Rey fago saber a vos los mis contadores mayores que el Concejo, y Alcaldes, y Alguacil, y veinte y quatro Caualleros Oficiales, y omes buenos dlla muy noble cibdat de Cordova me embiaron decir, que por quanto los caminos que dlla dha Cibdad van a Almodovar del Campo, y a Villa Real, el uno por Adamuz, y el otro por el Villar son yermos, por lo qual los caminos que van por ellos van con temor porque son todos por montaña en que resciben grandes trauajos; lque entendiendo que cumplia y cumple a mi seruicio que los dhos caminos se poblasen porque los que por ellos fuesen fallen donde se acojan, y vianda, y lo que menester obieren, para ellos y para sus bestias que acordaron de franquear a doce venteros para que esten en ambos los dhos dos caminos para que los tengan poblados e porque esto non podían facer sin mi licencia, y otorgamiento  , que me pedían por mrd  que pues esto era mui seruicio y provecho comunal de todos los que por los dhos caminos van, y viene que les ficiese la dha mrd, e yo en viendo  que cumplia asi a mi seruicio, y a pro,  y poblamiento dlla dha Cibdad y de su comarca, tobelo por bien por que vos mando que dedes mi carta a los dlla dha cibdad las mas firmes y las mas complidas que menester obieren para que puedan poner, y pongan en los dhos dos caminos los dhos doce venteros; e que sean francos para siempre de monedas, y de almoxarifadgos, y de todos los otros pechos, y tributos que los dllos mis regnos me ayan a dar en cualquier manera e eso mesmo que sean francos, y quitos de pagar alcaualas dllas cosas que compraren, y vendieren en la dchas ventas; e que lo pongades asi en lo saluado de las mis rrentas, asi deste año dlla fha deste aluala como dende adelante de cada año. Todavia que esta mrd que les fago, se entienda teniendo pobladas la dhas ventas, y non en otra manera, e non fagades en leal por alguna manera so pena dlla mi merced. Fho 17 días de Henero año del nascimiento de nro señor Jesuchristo de 1394 años. Yo Juan Martínez Chanceller del  Rey la fiz escrebir por su mandado. Yo el Rey ArchiepX Compostellanus.  La vie escripto en las espaldas desta carta estos nombres que se siguen. Aluala Ruy Fernandez. Registrada Señor este aluala va segunt la rrespuesta dlla petición. Juan Nuñez».

ACTUALIZACIÓN DE LA ESCRITURA DEL DOCUMENTO

«Yo el Rey hago saber a vosotros mis contadores mayores que el Concejo, Alcaldes, Alguacil, veinticuatro Caballeros Oficiales, y hombres buenos de la muy noble ciudad de Córdoba me enviaron decir, que por cuanto los caminos que de la dicha Ciudad que van a Almodóvar del Campo y a Villa Real (actual Ciudad Real), el uno por Adamuz, y el otro por el Villar son yermos, por lo cual los caminantes que van por ellos van con temor porque son todos por montaña en que reciben grandes trabajos; lo que entendiendo que cumplía y cumple a mi servicio que los dichos caminos se poblasen porque los que por ellos fuesen hallen donde se acojan, y vianda, y lo que menester hubiesen, para ellos y para sus bestias que acordaron de franquear a doce venteros para que estén en ambos los dichos dos caminos para que los tengan poblados y porque esto no podían hacer sin mi licencia, y otorgamiento, que me pedían por merced  que pues esto era muy servicio y provecho común al de todos los que por los dichos caminos van, y viene que les hiciese la dicha merced, y yo en viendo  que cumplía así a mi servicio, y apro,  y poblamiento de la dicha Ciudad y de su comarca, túvelo por bien por que vos mando que desde mi carta a los de la dicha ciudad las más firmes y las más cumplidas que menester hubieren para que puedan poner, y pongan en los dichos dos caminos los dichos doce venteros; y que sean francos para siempre de monedas, y de almojarifazgos, y de todos los otros pechos y tributos que los de los mis reinos me hayan a dar en cualquier manera y eso mismo que sean francos, y quitos de pagar alcabalas de las cosas que compraren, y vendieren en la dichas ventas; e que lo pongáis así en lo salvado de las mis rentas, así  de este año de la fecha de este albalá como desde adelante de cada año. Todavía que esta merced que les hago, se entienda teniendo pobladas la dichas ventas, y no en otra manera, y no hagáis en leal por alguna manera so pena de la mi merced. Hecho 17 días de Enero año del nacimiento de nuestro señor Jesucristo de 1394 años. Yo Juan Martínez Canciller del  Rey la hice escribir por su mandado. Yo el Rey ArchiepX Compostellanus.  La vie escrito en las espaldas de esta carta estos nombres que se siguen. Albalá Ruy Fernández. Registrada Señor este albalá va según la respuesta de la petición. Juan Núñez».

Seguramente la transcripción tendrá fallos. Ruego a aquel que los detecte se ponga en contacto a través del Blog para poder corregirlos.

Dice Francisco de Asís Veas Arteseros en su obra “Itinerario de Enrique III” que “Don Enrique pudo utilizar este camino y comprobar en qué medida se habían cumplido los deseos del concejo de Córdoba y los del propio monarca en establecer una serie de venteros en esta ruta que transitaba por Adamuz en 1394, ya que se trataba de establecer una serie de enclaves que estarían a cargo de estos individuos en los cuales se podrían acortar las jornadas de camino entre Almodóvar y Adamuz, además de contar con establecimientos para reponer energías con la comida y fuerzas con el descanso para poder reemprender la marcha”

Solo una de las opciones aprobadas por Enrique III se consolidó, la adamuceña. La otra, la del Villar se pierde en el tiempo de manera que este núcleo de población no ha llegado hasta nuestros días, hasta el punto de que existen dudas sobre su situación.

Si pensamos que entre Almodóvar del Campo y Adamuz hay 117 kilómetros de carretera convencional y en las guías del siglo XVI aparece una distancia de 19 leguas y media. Si pensamos que entre ambos municipios no había ningún núcleo de población, pues el de Conquista aún no existía (ventas porquerizas), fue acertada la petición del Concejo de Córdoba y la aceptación real.

El número de ventas autorizado llegó a consolidarse ampliamente pues en el Repertorio de todos los caminos de España” de Juan Villuga Valenciano publicado en el año 1546 aparecen un total de 16 ventas que hacían más llevadero un viaje por un camino que de otra forma era muy difícil de transitar.

VENTAS Y DISTANCIA ENTRE ELLAS EN EL REPERTORIO DE VILLUGA

almodouar del cäpo
la venta del molinillo iij.
la vëta del alcayde Medi.
ala venta tajada j.
la vëta del herrero ij.
la vëta gualmez j.
alas porcarizas media.
alas ventas nueuas ij.m.
ala venta alhama j.
ala venta dela cruz j.
ala venta delos locos j.
ala venta darä media.
la vëta de crenedilla me.
la vëta dos hras j.
la venta del fresno j.
la venta nauagunte j.
la venta de aguas dulce j.
a damaz j.

 

Tres días de camino sobre las ancas de las mulas de la época deberían de ser una odisea, sin un sitio donde descansar y reponer fuerzas. Sin duda la existencia de estas ventas, libres del pago de los impuestos de la época, fue uno de los elementos que  hizo que el Camino Real de la Plata se convirtiera en el más transitado entre Toledo y Córdoba en la época y mucho más entre el Madrid, convertido en capital del reino, y la Sevilla donde desembarcaban los galeones transportando oro, plata y riquezas desde el nuevo continente descubierto por Colón.

Una desafortunada decisión de los “Ilustrados” de Carlos III llevó a variar el rumbo del camino «oficial». Esto aún hoy lo seguimos pagando. Realizamos setenta kilómetros más de camino entre Madrid y Córdoba.

Las obras de la línea de AVE Madrid-Sevilla vinieron a poner de manifiesto cual era el mejor recorrido.